viernes, 14 de agosto de 2015

Un año

Pequeño dragón ya es un año de q arribaste a puerto, tu black ship esta esperando a que crezcas un poquito más para zarpar a nuevas aventuras, mientras te cobijas en los brazos de mamá; te agradezco la enseñanza, la paciencia, el infinito amor q nos das, el q sabes compartir sin cuestionar todavía cosas mundanas.
Un año de total caos, de hacerme perder la noción del tiempo, de cambiar mi campo visual, mi cuerpo, mi vida y convertirlos en un desorden, ya me ayudarás a acomodar pieza por pieza.
Hoy, hace un año te esperabamos y moriamos de miedo y llegaste y fuiste perfecto, perfecto para alterar el universo, ahora por ti, contigo y hasta q la adolescencia nos alcance, bienvenidos todos los q quieran acompañarnos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada